Es una técnica de construcción en la cual, se realiza un revestimiento de la fachada del edificio con dos capas, una interior aislante y una exterior no estanca. Este tipo de fachada ofrece una gran durabilidad y calidad en los acabados, ofreciendo unas inmejorables prestaciones térmicas tanto en verano como en invierno, economizando al máximo el consumo tanto en calefacción como en refrigeración.

Proceso de construcción

En primer lugar sobre la fachada del edificio se instala una estructura destinada a soportar la capa exterior con el acabado de la fachada, también se aplican materiales aislantes en la fachada anterior mejorando considerablemente el aislamiento. Entre ambas capas se deja un espacio a modo de cámara de aire permitiendo el flujo de aire entre ambas. La parte exterior se puede realizar en multiples materiales, pidra, madera, moreteo, paneles sandwich, etc… según las características del proyecto.

La capa exterior dispone de ranuras tanto en la parte superior como en la inferior para permitir la renovación del aire, se instalan vierteaguas u otros elementos de proteccción en todos los puntos necesarios para dificultar la entrada de agua o humedades por filtración en la cámara de aire, ya que dificultaría la eficacia del sistema de aislamiento.

Funcionamiento del aislamiento

La existencia de juntas entre las piezas de fachada evita los problemas típicos de la dilatación, por lo que son fachadas que presentan una buena durabilidad durante mucho tiempo. La capa exterior también amortigua los cambios de temperatura tanto en el aislante térmico como en el impermeabilizante, prolongando su vida útil. Por último, la existencia de la capa exterior ayuda a reducir las pérdidas térmicas del edificio: en los meses de verano la capa exterior se calienta creando un efecto convectivo que hace circular el aire en el interior de la cámara. Este “efecto chimenea” desaloja el aire caliente y lo renueva con aire más frío. En los meses de invierno el aire en la cámara se calienta, pero no lo suficiente como para crear el mismo efecto y se conserva mejor el calor.